Úlceras

Cuando el mecanismo de defensa de nuestro tracto digestivo comienza a fallar frente a las secreciones ácidas, éstas pueden comerse el recubrimiento que nos protege y formar las tan conocidas úlceras. Se llama úlcera gástrica cuando se forma en el estómago, o úlcera duodenal si surge en la porción del intestino delgado más próxima al estómago (muy común). También cabe tener en cuenta que la gran mayoría de las úlceras se vinculan a la bacteria Helicobacter pylori, presente en muchas ocasiones incluso desde la adolescencia. La sintomatología de este tipo de bacteria es: acidez, náuseas, sensación de plenitud, hinchazón abdominal…

Principales factores para desarrollar una úlcera:
-Ingesta de antiinflamatorios.
-Consumo de tabaco y alcohol.
-Estrés.
Alimentos desaconsejados:
-Café.
-Té.
-Bebidas de cola.
-Azúcar refinado.
-Fritos y picantes.
-Verduras flatulentas: Col cocida, cebolla, pimientos…
-La leche aumenta la secreción ácida, por lo que tampoco es recomendable.

¿Qué hacer? Lo más importante es mantener una buena dieta. Tomar los alimentos a una temperatura natural (ni demasiado fríos ni demasiado calientes), masticar y ensalivar correctamente, y hacer la última toma de alimentos tres horas antes de ir a dormir para evitar la acidez gástrica.
Se recomiendan alimentos como la alfalfa, el regaliz, la tapioca o la avena.

Zumo de patata cruda: Al contener benzodiacepinas producen un efecto sedante, y suavizante. Al mismo tiempo, crea una película protectora en la mucosa gástrica. Debe tomarse tres veces cada día, antes de las comidas.

Regaliz: Ayuda a cicatrizar la úlcera y sobre todo a aliviar sus dolencias. Se puede tomar tal cual o en infusión, 2-3 tazas cada día después de las comidas.

Zumo de col: Es uno de los mejores remedios, pero la col debe tomarse cruda y en forma de zumo o no tendrá efecto alguno. Se machacan las hojas frescas de la col, se mezcla con agua y se tritura con una licuadora. Hay que tomar tres vasos cada día, media hora antes de las comidas. La col actúa como antiácido natural y favorece la cicatrización de las úlceras. Si se toma este zumo y se hace una buena dieta, se obtienen resultados en apenas tres semanas.

Semilla de uva: El estracto de semilla de uva ayuda a curar las úlceras de estómago, según una investigación realizada en la Universidad Jagiellonian (Polonia) que se realizó hace años. Sus propiedades antibacterianas y antioxidantes calman el tracto digestivo, ahora bien, su efecto disminuye si se toma con medicamentos contra el dolor de nueva generación que inhiben las enzimas COX-1 y COX2.

Acupuntura: Da muy buenos resultados y es un complemento excelente si el paciente colabora en su recuperación, es decir, si cambia su dieta y se la toma en serio. Pocas veces un tratamiento es milagroso si no se tiene en cuenta el conjunto de la terapia.

Si tienes cualquier tipo de molestia pide hora para asesorarte. Empieza hoy mismo a cuidar tu estado de salud.

©xavierturell2016
Anuncios

Un comentario en “Úlceras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s