El dolor de espalda

La mayoría de nosotros solemos sufrir dolores. La espalda es una estructura que tiene como eje central la columna vertebral y, a partir de ésta, se van insertando toda una serie de ligamentos, tendones, y músculos que ayudan a fortalecer su estabilidad. Al mismo tiempo, la espalda suele soportar fuerzas de peso, de rotación, de estiramientos y de contracción que van a estimularla y a hacerla cada vez más fuerte, pero, entonces, ¿por qué nos sigue doliendo?

La clave está en el movimiento. Como todos sabemos, el sistema venoso de nuestro cuerpo necesita del empuje de nuestra musculatura para facilitar la buena circulación sanguínea. Si permanecemos quietos durante un largo período de tiempo, los músculos no ejercen presión y la sangre circula más lentamente. Desgraciadamente, lo que solemos olvidar es que si no hay una buena circulación venosa, tampoco habrá un aporte suficiente de sangre en muchas partes de nuestro cuerpo, y los músculos quedarán afectados. Si además permanecemos durante mucho tiempo en una mala posición que obstaculiza el riego sanguíneo, todavía peor. Poco a poco, nuestra musculatura se irá contrayendo y recibirá menos oxígeno, se endurecerá y, como es de suponer, empezará a dolernos.

Cuando la musculatura de la espalda se contrae va a ejercer tensión a la estructura ósea. Es por eso, que alguna vértebra puede desplazarse, pinzar algún nervio o incluso provocar la hernia discal. ¿Cómo? Muy fácil, si la tensión muscular se ejerce entre dos vértebras, por ejemplo, se reducirá el espacio intervertebral que hay entre ellas y el disco podría lesionarse con mayor facilidad. Por eso es tan importante mover la espalda durante TODO el día, para relajarla y activar la circulación.

Deportes como la natación son de gran ayuda y, si no dispones de mucho tiempo, un buen quiromasaje una vez al mes hace auténticas maravillas. Alivia, elimina las dichosas contracturas, aporta oxigenación a nuestras células y, si te tomas en serio los consejos que te acabo de dar, puede que en poco tiempo te olvides de ese dolor tan molesto como es el dolor de espalda.

Tampoco olvides hacerte un masaje de vez en cuando por un buen profesional, puedes llamarme y preguntar precios, el masaje dura una hora, no realizo ninguna manipulación violenta y se trabaja en profundidad; te aseguro que tu espalda lo agradecerá.

©xavierturell2016
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s