Faringitis

La faringitis (inflamación de la faringe) es una de las enfermedades más comunes de la zona de la garganta, provocada a veces por una consecutiva irritación continuada que se produce al inhalar, a la ingestión de sustancias tóxicas, o a la infección provocada por virus y ciertas bacterias (como es estrectococo).

La faringitis aguda muestra síntomes de fiebre moderada, voz ronca y dificultad al tragar. La crónica, en cambio, no muestra síntomas de fiebre, el dolor de la garganta es continuo, y existe una sensación de sequedad que se extiende incluso por detrás de la nariz. Se suele formar también mucosidad espesa difícil de arrancar.

Cuando una persona tiene faringitis y se queda afónica, es debido a que la inflamación ha repercutido en la laringe. Hay que tener en cuenta que la faringitis aguda puede contituir la primera manifestación de otra enfermedad, como el sarampión o la rubeóla. También puede producir la inflamación de las trompas de Eustaquio alterando la ventilación del oído medio, produciendo una otitis media. Por eso es tan importante darle la importancia que requiere. Tened en cuenta que una faringitis producida por estreptococos que no ha sido bien tratada puede ocasionar graves consecuencias, como la fiebre reumática; de ahí que si ves que la evolución no es favorable siempre es recomendable visitar al médico para que identifique la causa de la faringitis. Por suerte, la mayoría de éstas pueden resolverse con mucha facilidad y no hará falta llegar a esos extremos, ya que son debidas al aire frío respirado por la boca, las bebidas frías, el tabaco, hablar mucho durante mucho rato, y hay soluciones fáciles para recuperar nuestro estado de salud sin llegar tan lejos.

● El remedio más tradicional y efectivo para tratar la faringitis es sin duda una infusión de tomillo con un poco de limón y miel, ya que el tomillo es antiinflamatorio y analgésico.

● Tambien se suelen hacer infusiones de flor de sáuco, o con erísimo (conocida por la Hierba de los Cantantes) para hacer gárgaras, 4-5 veces cada día.

● Las compresas de agua caliente colocadas sobre la parte alta del cuello son otro buen remedio para calmar el dolor.

● Para prevenir la faringitis puedes tomar con cierta regularidad infusiones de equinánea.

● La Medicina Tradicional China tiene grandes éxitos respecto a la faringitis, muchas veces, incluso llegando a solucionar en una sesión los casos más agudos. Si sigues todos estos consejos, seguro que tu garganta te lo agradecerá.

 ©xavierturell2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s