La bronquitis

La bronquitis es una inflamación de la mucosa de los bronquios que aumenta la secreción de las mucosidades. Se considera aguda cuando tiene un inicio brusco y se resuelve en pocos días, y crónica si existe tos y expectoración durante más de 90 días al año y durante dos años consecutivos.

El origen suele ser un catarro mal curado que se complica. También el tabaco, la polución admosférica y las infecciones suelen cronificar la enfermedad. Los síntomas más comunes en la bronquitis aguda son un inicio de dolor muscular y de cabeza, fiebre y tos insistente que, al principio es seca, y termina con secrecione al toser; también puede haber disnea, sibilancias y sensación de opresión en el pecho. La fiebre dura unos 4 o 5 días y la tos suele prolongarse un poco más. En el caso de la bronquitis crónica, la tos y la expectoración es persistente y es más fácil contraer infecciones respiratorias. La dificultad para respirar depende del grado de obstrucción bronquial y del efisema.

Muchos padres abrigan a sus hijos desmesuradamente al salir a la calle para prevenir que cojan un golpe de aire, esta forma de actuar no es aconsejable, ya que se produce una sudoración excisiva que puede resultar nociva.

La cebolla es uno de los productos naturales de mayor importancia para facilitar la expectoración de las mucosidades. Se trocea una cebolla grande y se mezcla con seis cucharaditas de miel de tomillo y el zumo de un limón grande. Se deja macerar durante toda la noche y al día siguiente se toman dos cucharadas de jarabe cada dos o tres horas a lo largo de todo el día.

● Otro remedio muy efectivo son los cataplasmas de jarabe de miel.

● Hay que evitar cualquier alimento que produzca inflamación o mucosidad, como por ejemplo los azúcares refinados, el pan o los lácteos; e incrementar la toma de fruta (pomelo, limón, kiwi), verduras, purés, caldos, cereales como el mijo, la quinoa. También se puede tomar cúrcuma y propóleo.

Infusiones de llantén, uña de gato, malva, sauco, menta, drosera…

● Es muy importante no fumar y no exponerse a cualquier factor que irrite nuestras vías respiratorias. Por eso es aconsejable realizar vahos con eucalipto cuando veamos que está irritada.

En Medicina Tradicional China sabemos que la bronquitis aguda es más fácil de tratar, y que normalmente proviene de una manifestación con síntomes de Flema caliente. Corresponde al nivel de Qi dentro de la teoría de los Cuatro Niveles. La acupuntura y la fitoterapia suelen responder muy bien en estos casos (un par de días) evitando recurrir a un exceso de antibióticos (que perjudican al Yin de estómago, produciendo calor residual en los pulmones). En la bronquitis crónica el tratamiento es más largo, hay que tonificar el Qi de de los pulmones, el bazo o los riñones, resolver la Flema, dispersar el Frío o limpiar el Calor, dependiendo de cada persona.

Recuerda visitar al médico si hay cualquier problema al respirar o sientes sibilancias, en mi consulta siempre hago el tratamiento con acupuntura siguiendo el diagnóstico médico.

©xavierturell2016
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s