El ombligo

Muchas personas creen que el ombligo no sirve para nada. Incluso, en algunas culturas, enseñar el ombligo estaba prohibido. Hoy en día se ha convertido en un lugar estético, pues muchas prendas de ropa lo dejan al descubierto o la gente lo adornan con piercings. El ombligo marca el punto en el que el cordón umbilical estaba unido al bebé, y una vez cortada forma una cicatriz que en el 90% de los casos se hunde hacia adentro.

Varios estudios demuestran que existen más de 2.368 tipos de bacterias diferentes en el ombligo del ser humano. La mayoría son desconocidas y no hay suficiente información para sacar conclusiones sobre el hallazgo, pero la evidencia de que en nuestro ombligo se encuentra un ecosistema plagado de bacterias es mucho más que evidente.

Otros estudios parecen indicar los beneficios que supone dicha flora, por lo que es conveniente no limpiarse de manera obsesiva y respetar nuestro organismo con buen sentido común.

En la India, hay una técnica de tratamiento terapéutico que utiliza aceites esenciales para tratar ciertas patologías. Consiste en tirar gotas de estos aceites en el ombligo, pues su capacidad de absorción es mayor que el resto de la piel y, parece ser, sus beneficios aumentan en esta parte del cuerpo. Algo habrá de cierto en ello aunque, de momento, tendremos que esperar a que las investigaciones vayan avanzando…

Visita mi página web en:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s