Adicción a la comida

La mayoría de nosotros estamos “enganchados” a algún que otro alimento. Es imposible resistirse a él y, sin que te des cuenta, ya lo has comprado y está dispuesto a devorarlo en breve. ¿Por qué sucede esto? Cuando hemos consumido los alimentos en nuestro estómago y necesitamos reponerlos, fabricamos una hormona llamada Ghrelina para que informe a nuestro cerebro, entonces, el hipotálamo segrega unos neuropéptidos  que estimulan el apetito y nos incitan a comer. Este es el mecanismo fisiológico que todos los días sucede en nosotros, así de sencillo. Se dice que los cazadores de la prehistoria comían alimentos con un alto contenido en grasa y calorías, haciendo que sus cerebros fabricara dopamina, y dándoles así una sensación de bienestar y haciéndoles sentir eufóricos. Es lo que llamamos una recompensa, pues bien, cada vez que comemos dulces refinados o alimentos tratados químicamente, las grandes empresas ya se han encargado previamente de que recibamos lo antes posible ese chute de eurófia que nos invita (de forma muy eficiente) a seguir comprando y seguir comiendo el mismo producto una y otra vez. Cuando coméis patatas fritas de una bolsa del super, ¿cuántos de vosotros podéis resistir la tentación de parar de comer?

Un estudio realizado en la Universidad de Michigan, de hace ya un tiempo, descubrió entre unos 518 participantes cuales eran los alimentos más adictivos para ellos, condiciones que la industria alimentaria se encarga de explotar con gran interés.

  • Pizza.
  • Chocolate.
  • Patata Chip.
  • Helados.
  • Patata frita.

Es evidente que debemos superar esta adicción a la que todos estamos enganchados. Para ello debemos reducir el estrés de forma natural y superar esas ansias de comer cosas dulces o sospechosamente manipuladas por el hombre. Entre los alimentos más sanos que podemos sustituir se encuentran los pepinos, las zanahorias, las judías, las manzanas y el arroz integral. Así que ya sabéis, será cuestión de ponernos manos a la obra…

Visita mi página web en: www.xavierturell.com

Alimentar nuestro cerebro

Cada vez es más frecuente encontrar personas con falta de memoria, dificultad en prestar atención o para el aprendizaje. Una de las posibles razones sea la falta de nutrientes que la damos a nuestro cerebro, quien necesita ser cuidado como un órgano más de nuestro cuerpo. ¿Cuáles son los nutrientes o alimentos que podemos  tomar para ayudarlo?

  • Es importante tomar suficientes aceites grasos omega 3, que encontrarás en las sardinas, el atún, el salmón, la caballa, las algas marinas, las nueces y las semillas de chía o de linaza.
  • Se recomienda ingerir frutas con un alto contenido de antioxidantes como la sandía o las moras. Esto no significa tomar suplementos de antioxidantes, pues los últimos estudios revelan que no son precisamente tan eficaces como se nos ha contado. La toma de arándanos, por contra, puede ser muy beneficiosa para mejorar la memoria.
  • Es importante consumir verdura, al menos dos raciones de hoja verde todos los días: acelgas, col rizada, berza, lechuga, apio, espinacas o alcachofas.
  • Aumentar la ingesta de alimentos que contengan vitamina B, como los mariscos, los huevos, las legumbres, los cereales enriquecidos, las nueces, los pepinos, espárragos, etc.
  • También alimentos que contengan vitamina E como las almendras, los piñones, las semillas de girasol, de sésamo, las patatas, la calabaza, las aceitunas, el aguacate, etc.
  • Y tomar el agua necesaria que nuestro organismo nos pida; recordando que tomar un exceso también puede ser contraproducente.

Así mismo, es importante reducir las dosis de grasas saturadas y evitar al máximo las grasas “trans”, realizando ejercicio al menos tres veces por semana durante una hora, dormir bien y evitar productos de la limpieza que contengan neurotoxinas. Si tenemos en cuenta este tipo de consejos podremos mantener nuestro cerebro en buenas condiciones. Recordad que el cerebro necesita gran cantidad de grasa para su buen funcionamiento, así que si eliminamos las grasas malas por las buenas (por ejem. Aceites ricos en omega3), notaremos una gran mejoría.

Visita mi página web en: www.xavierturell.com

¿Necesitas un masaje?

Existen dos situaciones donde puedes necesitar un masaje: cuando el músculo se encuentra excesivamente tenso, o cuando su tono muscular se encuentra en baja forma. En el primer caso se suele deber a un sobresfuerzo realizado o algún tipo de mal gesto, posiblemente al hacer algo a lo que no estamos acostumbrados, mientras que el segundo suele ocurrir debido al cansancio acumulado que produce una acumulación de sustancias que nos son perjudiciales. Según cómo hayas tratado a tu cuerpo, tu musculatura desarrollará un estado u otro y el masaje deberá adaptarse a tus condiciones. Si realizamos en masaje activador,, nos ayudará a sentirnos más despiertos y nos preparará, por ejemplo, para sentirnos fenomenal antes de realizar una competición. Es preferible realizar este tipo de masaje al menos 24 horas antes de realizar un esfuerzo elevado, con maniobras rápidas, profundas, cortas y energéticas, ppara lograr así estimular el sistema circulatorio y preparar la musculatura. También podemos realizar un masaje regenerador que nos permitirá descansar mejor y recuperar nuestras energías; este tipo de masaje, suele realizarse después de competir. En tal caso, las maniobras son más lentas, y se mantiene una presión media con la intención de estimular el sistema linfático, logrando una limpieza de “toxinas” que dirigimos hacia los ganglios. Si has competido en una carrera, lo aconsejable es esperar unas 8 horas antes de realizar cualquier masaje.

Muchos deportistas se hacen un masaje justo al llegar a la línea de meta, donde un sinfín de especialistas esperan impacientes con sus camillas a sus posibles clientes. Personalmente no recomiendo este tipo de actuación, pues es preferible que el cuerpo se asiente y se relaje del esfuerzo realizado. Una vez hidratado, recuperado de energías y descansado, se puede iniciar el masaje de recuperación muscular como es debido.

Consulta en: www.xavierturell.com

La musicoterapia

Los efectos que ejerce la música sobre nuestra mente son indiscutibles. Todo apunta a que los egipcios ya la utilizaban para relajarse y, en la actualidad, la música se ha convertido ya en un tratamiento para los trastornos neurológicos como el alzheimer, la depresión, la demencia, etc.

La música es una forma de estimulación sensorial que provoca una respuesta debido a la familiaridad que nos une a ella. Gracias a la musicoterapia, podemos reducir la sensación de dolor en patologías como la fibromialgia, controlar el estrés en pacientes con mucha ansiedad, mejorar la memoria de los ancianos… Evidentemente no todas las músicas sirven para el mismo paciente, y antes que abordar el tratamiento es necesario encontrar la idónea para cada caso.

Si estás embarazada deberías saber que durante el periodo de gestación la música se torna aún más importante, puesto que resulta beneficiosa tanto nivel físico como emocional tanto para la mamá como para el bebé que está creciendo. Además, la música conecta a la madre con su hijo favoreciendo y haciendo más fuerte la comunicación entre ambos.

  • Conecta el vínculo afectivo entre la madre y su bebé.
  • Reducirás la ansiedad o miedos debido al parto.
  • Curiosamente, se dice que los bebés lloran menos.
  • Tu bebé aceptará mejor la leche materna y dormirá mejor.
  • Mejorará la concentración, la coordinación y la creatividad de ambos.

Así que ya sabéis, si tenéis ansiedad o estáis pasando por un mal momento, la música puede ser vuestra aliada. No olvidéis por eso, que según que trastorno sufráis debéis ir al médico o terapeuta para seguir el tratamiento más adecuado.

Visita mi página web en: www.xavierturell.com

La Madreselva

Considerada un símbolo del amor eterno, la madreselva es un arbusto de los países de Europa meridional con grandes beneficios para nuestro sistema respiratorio. Sus flores, principalmente, son las más usadas para tratar la faringitis laringitis o la bronquitis, gracias a sus principios activos que son antisépticos, antiinflamatorios, antitusígenos y expectorantes. Otra característica de sus hojas es que nos ayudan a combatir la gingivitis al hacer enjuagues bucales. En fitoterapia occidental se usa para la artritis, la diarrea,las inflamaciones…

La Medicina Tradicional China permite el uso de esta planta en casos de “exceso de calor”, ya que tiene una naturaleza fría. Activa la circulación del Qi, desintoxica y dispersa el calor tóxico en enfemedades febriles. También es excelente para tratar el síndrome Bi en articulaciones afectadas por síndromes de Calor-Humedad.

Hay que tener en cuenta que las semillas son algo tóxicas, con lo que es mejor no utilizarlas sin el consentimiento de un buen profesional. En cambio, las flores y las hojas no presentan ningún índice de toxicidad ni ningún efecto secundario si no hacemos un abuso de ellas. No puede tomarla las mujeres embarazadas ni en la lactancia.

Visita mi página web en: www.xavierturell.com

La moxibustión

La moxibustión es una técnica más que forma parte de la Medicina Tradicional China. Para ello se utilizan hojas de artemisa que, una vez secas, se muelen. Su polvo en incandescencia suele alcanzar entro los 500/600 grados centígrados, produciendo un calor seco de gran calidad terapéutica. Es entonces cuando debe aplicarse sobre los puntos de acupuntura, meridianos y zonas de dolor.  Como podéis ver, la Medicina China no se concentra sólo en la acupuntura, sino que combina muchas más técnicas en ella para que tenga más efectividad; como el uso de la fitoterapia que nos es de gran utilidad.

La moxibustión calienta los meridianos, disuelve el frío y la humedad. Favorece la el flujo de la circulación de la sangre y recupera el Yang. Se suele usar en casos de insuficiencia de Yang, como la insuficiencia Yang de corazón: Frío en las manos y pies, escalofríos, tez pálida; insuficiencia Yang de bazo: poco apetito, heces líquidas, diarrea; insuficiencia Yang de riñón: orina abundante, edema, frío en las rodillas y zona lumbar…

La forma más habitual de usar la artemisa es en puro, pero podemos utilizar conos o artemisa pura que se coloca sobre el mango de las agujas. El calor puede ser directo, aplicando los conos directamente sobre la piel, o indirecto, colocando una rodaja muy fina de ajo o jengibre entre la piel y la moxa para utilizar las propiedades fungicidas del ajo y el jengibre.

La moxibustión se utiliza para distintas patologías, pero tiene muy buenos resultados en enfermedades por viento, frío y humedad: vértigo, amenorrea, diarrea, enuresis, prolapsos, debilidad, etc. Es excelente para el tratamiento de la mala posición fetal, muy usado por los ginecólogos chinos. Este tratamiento se realiza tres semanas antes del día previsto para el parto, cada día hasta que se soluciona la postura y se evita la intervención por cesaria. También para tratar el dolor que empeora con el frío humedad. Por eso, suelo aconsejar a mis pacientes (sobre todo ancianos) el tratamiento de la moxibustión de cara a épocas de invierno donde las articulaciones sufren más. Los dolores menstruales también son tratados con moxibustión siempre que haya un estancamiento del Qi, frío, o síndromes de insuficiencia.

Es importante que esta técnica la realice un profesional, ya que si no se tiene experiencia ess fácil quemar al paciente. No se debe usar nunca en síndromes de Calor, incluso si hablamos de un Calor por vacío, tampoco si hay fiebre y en mujeres embarazadas es mejor no utilizar la moxa en el abdomen ni en la zona lumbo-sacra.

Por lo demás, el calor seco es una de las mejores herramientas terapéuticas que tendremos en nuestra disposición para solventar muchas dolencias; insisto, siempre que las realice un buen profesional.

www.xavierturell.com

¿Cuánta agua hay que tomar?

Ahora que llegar el calor aumenta también las ganas de beber más agua. Las campañas publicitarias se empeñan en que debemos beber un mínimo de 2 a 3 (incluso 4) litros de agua a diario. Una vez llega el verano y el calor aprieta necesitamos hidratarnos, y los consejos que nos dan no siempre son tan acertados como deberían. La cantidad de agua que debemos beber es la que nuestro cuerpo nos reclama dependiendo del esfuerzo que hemos realizado o al calor que ha ido consumiendo nuestros líquidos orgánicos. En la mayoría de veces, es el sentido común quién nos dará la respuesta a nuestras dudas. Si dos personas, en verano, se encuentran en mitad de una plaza, una a la sombra y otra al sol, sentado y sin hacer nada, es evidente cuál de las dos deberá beber más agua ¿no os parece? Así pues, más que una cantidad exacta, debemos hacer un uso basado en nuestro sentido común. También dependerá de lo que comamos, pues un organismo alimentado con harinas refinadas, carnes, leche, o alimentos enlatados pedirá mucho más líquido. Beber grandes cantidades de agua puede alterar el funcionamiento de los riñones, de la sangre y de los fluidos internos, y hará que los minerales (sodio, potasio y magnesio) se diluyan con mayor rapidez en el plasma sanguíneo dando a la aparición de calambres, cansancio y pérdida de agilidad mental. El cerebro también puede verse afectado con náuseas, dolores de cabeza muy intensos o letargia. Decrece el deseo sexual, se retienen más líquidos y podemos sentir las piernas cansadas. También se producirá un exceso de micción, incluso por la noche. Habrá un exceso de sudor, diarrea, mala digestión, etc. Todo ello, sólo si tomáis agua en grandes cantidades.

Recordad que en los países más calurosos se sirven un té de menta caliente en pleno verano para regular el cuerpo de forma natural.

Así que, el mejor consejo que os puedo dar es que si tenéis sed, bebáis poco a poco y salivando bien. Como veis, forzar la máquina no siempre es lo más adecuado…

www.xavierturell.com

Taping, vendaje neuromuscular

Se trata de una cinta elástica que  protege, y no impide el movimiento de la zona afectada.  La venda está formada por fibras de algodón, adhesivas y elásticas, tejidas con una trama especial que facilita la transpiración. Tiene una textura tan dina que apenas el paciente se percarta de que la leva puesta. La cola es hipoalergénica dispuesta en ondas sobre el tejido, la venda es termisonseible y resistente al agua, con lo que pueden permanacer en la piel durante una semana según el cuidado de cada uno.

El vendaje neuromuscular tiene como objetivo realizar una acción drenante sobre la zona afectada y, al mismo tiempo, descontracturante. La estimulación de los tejidos mejora la microcirculación del sistema sanguíneo y linfático, aporta más oxígeno, más nutrientes y produce cierta relajación. El alivio de las presiones ejercidas sobre los tejidos permite atenuar el dolor. Al mismo tiempo, la tensión que ejerce el vendaje estimula los tejidos contiguos favoreciendo y reforzando la respuesta muscular.

El taping está indicado después de una fase aguda, en caso de tensión tisular o de dolores que no requieran inmovilización, o después de un tratamiento para amplificar sus efectos.  Las contraindicaciones para este tipo de vendajes son escasas: heridas abiertas, cicatrices no cerradas o psoriasis.

En mi consulta privada suelo usar este tipo de vendaje para deportistas o trastornos concretos como epicondilitis, dolor de hombro, etc. Siendo muy efectiva cuando se realiza como apoyo al tratamiento. En todos los casos, hay que recordar que es aconsejable que se realice siempre por un buen profesional.

 www.xavierturell.com

Las vitaminas

Tomar vitaminas es fundamental para mantenernos sanos. La mayoría de ellas no las producimos nosotros, sino que tenemos que ingerirlas a través de los alimentos. Necesitamos trece vitaminas que podemos dividir en dos tipos: las hidrosolubles (las ocho que forman el complejo B y la vitamna C), y las liposolubles (A, D, E y K). La teoría nos dice que un equilibrio entre todas ellas es necesario para mantenernos sanos, pero no existe un estudio esclarecedor sobre ello. Las vitaminas son compuestos complejos e inestables, eso hace que en muchos de los alimentos procesados e industriales se vean afectadas. Ya en los años sesenta se descubrió que las frutas y las hortalizastenían un 68% de empobrecimiento de sus nutrientes debido al esfuerzo de mantener una máxima producción al menor coste y, en la actualidad, esos índices no han mejorado.

Hoy en día se emplean más de 250 plaguicidas y herbicidas que, a parte del daño que pueden causarnos, impiden la absorción de las vitaminas y minerales. Cuando se exponen a bajas temperaturas, la vitamina E, C y B1, pierden parte de su potencial; lo mismo sucede con el calentamiento de algunos platos, que puede debilitar el 80% de algunas vitaminas. La mejor manera de cocinar las verduras y de que conseven mejor sus nutrientes es al vapor, pues al cocerlas en caldo pierden la mayoría de sus vitaminas hidorsolubles. Lo mismo sucede con los cereales al quitarles la cáscara: el pan blanco pierde un 86% de la vitamina B3, el 75% de la B6, el 67% del ácido fólico y el 50% de la B5 que hay en el pan integral. Los enlatados pueden llegar a destruir el 77% de la vitamina B6, el 78% de la B5 y gran parte del ácido fólico.

Muchos de los consumidores de alcohol sufren carencias de vitamina B1, B3, B6 y ácido fólico, vitamina B12, calcio, magnesio y zinc. Incluso fumarse un único cigarrillo equivale a consumir 30mg de vitamina C para contrarrestar sus efectos nocivos. Hace falta añadir aquí trastornos como el estrés, los anticonceptivos orales o el consumo de fármacos…

La vitaminas liposolubles son afines al tejido adiposo y pueden acupularse en él si hay un exceso de aporte, con lo cual debemos ser precavidos. Con las hidrosolubles no deberíamos tener problema alguno, pues en caso de llegar a un exceso son eliminadas a través de la orina. Igualmente, por ello, deberíamos intentar no excedernos, pues se ha demostrado que un exceso de vitamina B puede alterar el metaboismo hepático de algunas personas. Las deficiencias más habituales son las de vitamina B, dado que el estrés consume una gran cantidad de esta vitamina. Las antioxidantes (A, C y E) también suelen aparecer debido a la exposición de radicales libres a los que estamos expuestos: atmósfera, fármacos… Suele ser más efectivo tomar las vitamina B en conjunto que solas. evitando así un desequilibrio.

www.xavierturell.com