Esos pequeños tesoros

Para protegerse del frío, las plantas guardan su energía bajo tierra donde desarrollan potentes sustancias defensoras. Es así cómo raíces y bulbos se convierten en grandes joyas nutricionales listas para que las usemos a nuestro favor. Los rábanos aportan vitamina C y hierro, así como sustancias que estimulan los jugos gástricos facilitando la digestión. La cebolla es depurativa, rica en vitamina C y fibra prebiótica, pero parte de su gran secreto se encuentra en sus compuestos azufrados y sus flavonoides, grandes protectores de las defensas de las vías respiratorias y del sistema circulatorio. Algo que debéis saber es que en las capas más externas de la cebolla es donde encontraréis una mayor cantidad de flavonoides. Los flavonoides son pigmentos naturales que se encuentran en los vegetales y que nos protegen de los daños producidos por sustancias o elementos oxidantes como los rayos ultravioleta, la contaminación ambiental y ante sustancias nocivas presentes en los alimentos. Pero volvamos al tema que nos ocupa, el puerro es muy digestivo y depurativo, también tiene compuestos azufrados, pero además es rico en kamferol, un flavonoide que protege y relaja los vasos sanguíneos; se puede tomar crudo en ensaladas. La zanahoria es rica en betacarotenos, un precursor de la vitamina A que nos protege la piel, la vista y que también aporta potasio, hierro, vitamina C y ácido fólico; es recomendable no cocerlas durante mucho tiempo. Y, finalmente, tenemos la querida remolacha, llena de antioxidantes y antocianinas. Una ración de 100g cubre el 37% de las necesidades diarias de ácido fólico y el 17% de las de vitamina C. ¿Se puede pedir más? Es muy beneficiosa para reducir la tensión arterial si la tomáis todos los días en forma de zumo, mezclada con apio y manzana pero, recordad, si tenéis la tensión arterial alta debéis ir al médico, porque no se trata sólo de tratar un síntoma, sino de averiguar por qué se produce. En mi consulta debo hacer hincapié muchas veces en este asunto, pues no sólo se trata de paliar los síntomas que tenemos sino de comprender su origen antes de solucionarlos para siempre. Por eso hay que visitar a un buen profesional e ir siempre al médico.

www.xavierturell.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s