El dolor de espalda:

Aunque nos parezca extraño, un dolor de espalda puede estar relacionado con una lesión visceral como: una úlcera de estómago, la pancreatitis aguda, un fibroma uterino, una apendicitis atípica, una perinefritis, un infarto de miocardio… Pero no nos vayamos a alarmar antes de tiempo así que, una vez el médico descarte cualquiera de estas patologías, lo más posible es que se trate de algún tipo de problema muscular o vertebral. Vamos a repasar cuáles son los más comunes:

  • En la región cervical es donde se acumula una gran cantidad de tensión que, muchas veces, llegan a provocar tortículis agudas debido al frío, a una mala posición, un golpe de viento ,etc. El dolor puede iniciarse en dicha zona e irradiarse hacia el brazo, debido a la tensión que se ejerce desde la base del cráneo hasta el vértice de la escápula; incluso puede llegar a provocar un intenso dolor de cabeza.
  • En la región torácica solemos encontrar esguinces producidos por la práctica del deporte, o por algún tipo de movimiento bruscos que contractura la musculatura. Es común encontrar pequeños esguinces intercostales que, aún siendo de menor importancia, suelen dar más molestias de lo esperado. En estos casos el masaje, la thermiterapia o las corrientes suelen ayudar mucho a mis pacientes. Las personas que permanecen muchas horas en la misma posición, y más ahora cuando hace más frío, suelen ser las más implicadas en este tipo de dolencias.
  • En el caso de la zona lumbar, nos encontramos con las famosas lumbalgias o las ciáticas, que suelen padecer la mayoría de las personas a lo largo de su vida.

Cuando alguien viene a mi consulta para hacerse un masaje en la espalda, insisto muchas veces en la necesidad de cambiar los malos hábitos; hundir el cuerpo todos los días en las profundidades del sofá durante horas, no es precisamente la mejor forma de mantener la espalda en buen estado. Lo mismo sucede cuando pasamos largas horas frente al ordenador, curvados, en tensión, frente al volante… Tener la costumbre de ir realizando estiramientos durante el día es una buena forma de cuidar no solo la espalda, sino las articulaciones. De esta forma, cuando uno tiene la costumbre de irse haciendo un masaje cada mes (aproximadamente) y empieza a tomar consciencia de que es importante cambiar los malos hábitos y hacer algo de deporte, da un paso muy importante hacia un buen estado de su salud. El esfuerzo, siempre vale la pena.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s