Los antioxidantes

Cada día se renuevan unos 300.000 millones de células que contribuirán a que nuestra salud se encuentre en perfectas condiciones. De todos los nutrientes que necesitamos: vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono o grasas, el oxígeno se convierte en uno de los más importantes, ya que sin él, la vida no sería posible. Cuando hay un buen aporte de oxígeno en sangre, nuestro organismo tienen un mejor sistema inmunitario que combate más eficazmente las bacterias, los virus, los parásitos… Pero si hay una falta de oxígeno, las células recurren a su protoplasma o fermentan sus propios azúcares alterando su propio metabolismo. Se debilitan y crean toxinas que invaden la sangre. La contaminación ambiental, el tabaco, el alcohol, una dieta rica en grasas trans, los lácteos, las carnes y todo tipo de producto refinado, también afectan negativamente a nuestro metabolismo.

En los pulmones, el oxígeno se rompe y pierde un electrón, convirtiéndose en lo que llamamos un “radical libre“. El radical libre necesita entonces robar un nuevo electrón y es capaz por ello de atacar mitocondrias o material genético. Por eso tomamos antioxidantes, porque es una forma de darles de comer (dándole ese electrón que les falta), sin que tengan que perjudicar al cuerpo. Pero ojo, los últimos estudios demuestran que quizá los radicales libres no sean tan malo como siempre nos han dicho. Por ejemplo, los radicales libres mejoran el fortalecimiento celular haciendo que cada célula viva más tiempo, mejorando sus defensas y retrasando la apoptosis. Hay que tener en cuenta que, aunque la mayoría de los radicales libres son captados por la hemoglobina, el resto también puede atacar virus, parásitos u hongos. Así que la toma de antioxidantes de forma exagerada, podría sernos incluso perjudicial.

Los antioxidantes se encuentran en alimentos con alto contenido en: vitamina C, vitamina E, Omega 3, fitoesteroles, carotenoides o polifenoles. Así, es aconsejable incluir en nuestra dieta el tomate, el ajo, el chocolate amargo, las zanahorias, el té verde, los frutos secos o las uvas.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s