El ajo negro

Cuando el ajo se somete a un proceso de fermentación enzimática, sin añadirle bacterias, fermentos, ni ningún ditivo, adquire un color y una textura completamente distinta a la que estamos acostumbrados. Suelen dejarse las cabezas del ajo enteras y sin pelar dentro de una cámara bien cerrada durante un mes, a temperaturas de 60ºC y con un porcentaje de humedad alrededor del 90%. Luego se dejan oxidar en condiciones controladas durante unos 45 días aproximadamente, obteniendo el denominado ajo negro. Durante todo este proceso, las propiedades curativas del ajo aumentan exponencialmente: el calcio se multiplica por siete veces más respeto al ajo fresco, el fósforo dobla su contenido, y el aporte proteico también se incrementa notablemente. Además, en el ajo negro están presentes todos los aminoácidos esenciales.

  • Refuerza nuestro sistema inmunológico de forma natural. Por ello se aconseja tomar en épocas de otoño e invierno o en los cambios de estaciones.
  • Ayuda a reducir el colesterol. Gracias a la cantidad de poliferoles se duplica la capacidad de inhibir la oxidación del colesterol y la esclerosis arterial.
  • Eleva la cantidad de superóxido dismutasa, enzima que contrarrestra el daño que producen los radicales libres, aumentando el número de antioxidantes. Así mismo, el (SOD) es responsable del envejecimiento y de la aparición de enfermedades degenerativas como el cáncer. Varios estudio apuntan a que puede ayudar a reducir el tamaño de distintos tumores.
  • Tiene una acció hipotensiva debido a que el ajo negro inhibe la enzima convertidora de angiotensina (ECA), responasble del aumento de tensión. También beneficia a la retención de líquidos y a los edemas de las extremidades inferiores.
  • Es de gran eficacia en patologías cardiovasculares, incluso para problemas de piel y articilaciones: psoriasis, dermatitis, acné, artritis…

RECUERDA: Para que el ajo negro tenga un efecto optimo, es recomendable la toma de uno a tres dientes de ajo negro todos los días.


Xavier Turell Nebot – MASAJISTA /ACUPUNTOR – www.xavierturell.com

Anuncios

El café

El café muestra sin duda dos caras bien distintas. Por un lado tiene propiedades que nos puede beneficiar, pero por otro lado tiene cualidades que hacen que su consumo no sea muy recomendado. Como siempre, un uso moderado será la clave de su correcta utilidad.

Se dice que una taza de café al día reduce el riesgo de padecer diabetes en un 7%, que parece ser beneficioso sobre la degeneración cerebral en la tercera edad debido a que protege las células nerviosas. Se recomendaba la cafeína en dietas para adelgazar porque aumenta el metabolismo y la eliminación de la grasa corporal… Por desgracia, los efectos nocivos pueden que te hagan plantear si de verdad necesitas tomar tanto café durante el día.

Las propiedades nutritivas del café son más bien escasas, aún así, después del té, el café es la “planta” más utilizada en todo el mundo. Y es que el café es moderadamente adictivo. El alcaloide que presenta el café es la cafeína y hay que tener especial cuidado en lo tostada que está la baya, ya que presenta sustancias carcinogénicas (productoras de cáncer) como los alquitranes, la pririmidina o la creosota. Aún así, los estudios que hay hoy en día no son concluyentes ante esta afirmación, pero todo apunta que contribuyen a ello, en especial en al cáncer de páncreas,  hígado, y riñón. Todavía hay más malas noticias para los adictos al café ya que, si bien es cierto que es un excelente tonificante, un estímulo continuo de la glándula suprarrenal puede hacer un efecto contrario, aumentar nuestra fatiga y debilitar el sistema inmunitario. No se recomienda tomar café si estás embarazada o en período de lactancia, y la toma de tres a cuatro cafés al día podría reducir notablemente  la fertilidad. También estimulamos la producción de la hormona cortisol, pudiendo provocar hipertensión y más estrés. El café también provoca acidez estomacal. Piensa, que cada vez que le echas azúcar aumentamos todavía más acidez. También nos provoca insomnio y tensión muscular.

¿Cafeína sólo en el café?

¡Claro que no! Una taza de equivala a cuatro veces menos cafeína que una de café. La cafeína también es habitual encontrarla en muchos refrescos con cola destinados al mundo infantil, no es de extrañar entonces, que sean frecuentes los procesos nerviosos en menores. Además, el fósforo que encontramos en las bebidas de cola aumenta la eliminación del calcio, ¡favoreciendo la pérdido de la masa ósea!


Xavier Turell Nebot – MASAJISTA /ACUPUNTOR – www.xavierturell.com

Las caries

La cavidad bucal se encuentra llena de gérmenes, muchos de los cuales se incrustan entre las piezas dentarias y en los diferentes relieves de la corona de las piezas premolares y molares. Cuando estos gérmenes encuentran restos de alimentos y, en especial azúcares o hidratos de carbono, empiezan a crecer y a reproducirse, al mismo tiempo que elaboran sustáncias ácidas que van perforando lentamente las piezas dentales.

Desgraciadamente, la mayoría de los dentistas no abordan las verdaderas causas de los trastornos como las caries o las anomalías de las dentaduras.  Básicamente se centran en paliar los problemas a través implantes o distintas soluciones mecánicas que, aunque solucionan bastante bien nuestras molestias, no erradican de una vez por todas su origen. Lo primero que debemos entender definitivamente es que TODAS LAS ENFERMEDADES DE LA DENTADURA TIENEN SU ORIGEN EN LA ALIMENTACIÓN. Pero, ¿qué debemos hacer entonces?

  • Mantener una alimentación  a base de alimentos integrales y ricos en sustancias vitales.
  • Hay que evitar (y mira que lo hemos dicho veces…) todo tipo de harina industrial, azúcares industriales, etc.
  • El pan blanco debe ser sustuituido por pan integral, y lo mismo ocurre con la pasta.
  • Sustituir el azúcar por miel no nos ayuda, ya que ésta contiene grandes cantidades de azúcar.
  • Es importante incluir en nuestra dieta alimentos frescos y crudos; con ello no digo que tengamos que comer sólo comida cruda, sino incorporar un poco en cada comida.
  • Los aceites refinados y la margarina debería ser substituida por la mantequilla.
  • Hay que evitar los lácteos, sobre todo la leche pasteurizada. Deberíamos reemplazar la leche por licuados vegetales.
  • Es importante mantener un buen cepillado bucal de spués de cada comida, y cambiar los cepillos cada tres meses aproximadamente.
  • Podemos cepillar también la lengua, pero cuidado, ¡el cepillado abusivo podría dañar las papilas gustativas!
  • Si tomamos yogur debemos labarnos los dientes, que su ácido facilita la alteración del esmalte y la aparición de nuevas caries.

Cuando vamos a ver al dentista, éste nos debería informar de las causas de los daños en nuestra dentadura. Intentar solucionar los problemas poniendo parches no muestra una devoción ni una profesionalidad que (y más en el caso de los dentistas) pagamos de sobra. No se trata de que nos den grandes tesis sobre la alimentación, pero sí que nos expliquen qué sustancias pueden afectarnos y cómo podemos paliar sus consecuencias. Sólo con comes menos azúcar, comer más pan integral y ensaladas ya favorecemos el bienestar de nuestros dientes y de nuestra salud.


Xavier Turell Nebot   – MASAJISTA /ACUPUNTOR –  www.xavierturell.com

La depresión

El síndrome depresivo se caracteriza por cambios en el estado de ánimo, sintiendo más tristeza. Puede haber cambios de comportamiento como en la forma de pensar, cierto desespero, embotamiento mental, pérdida de la autoestima, falta de apetito, de concentración… La Medicina Tradicional China puede ayudarnos en gran medida a solventar este desorden. Según ésta, un desajuste en cualquier de nuestros órganos vitales podría influir para que sufriéramos de depresión.

  • Si el corazón o los pulmones están afectados podríamos sufrir de estancamiento de Qi, que se manifestaría en opresión al pecho, palpitaciones, dolor, falta de apetito y pies fríos. Si tenemos un exceso de humedad, la depresión se acompaña de ansiedad, insomnio, sueños excesivos, náuseas y mucosidad. Y si hay una deficiencia Yang de corazón, nos sentiremos cansados, apáticos, tendremos palpitaciones, frío, y nos asustaremos con facilidad.
  • Si el riñón tiene una deficiencia Yin de riñón, con palpitaciones, ansiedad, inquietud, insomnio, acúfenos, sudor nocturno…
  • Y, si el hígado está afectado, podemos encontrarnos con un estancamiento de Qi que nos provoque depresión, preocupación con frustración, dolor, vientre hinchado, contracturas y reglas irregulares. El Ascenso de Yang de hígado, nos provocará además boca seca, tensión, cefalea y estreñimiento.

Los síntomas referidos anteriormente son aproximados y pueden variar, incluso mezclarse entre ellos, pero nos da una aproximación al diagnóstico. La fitoterapia china dispone de varias fórmulas contra la depresión, entre las que destacan plantas como la Xiang Yuan (capaz de eliminar el estancamiento y las flemas), la Fo Shou (que armoniza la energía del estómago y del bazo), la He Huan hua (calma la menta), o la Yuan Zhi (que abre los orificios mentales) y la Mei Gui Hua (que mejora el estado de ánimo). Aún así, en España, hierbas como la valeriana o la pasiflora también pueden ayudarnos de una forma más general.

La causa de la depresión se encuentra posiblemente en cómo gestionamos nuestras propias emociones. Si no lo hacemos como es debido, éstas producen bloqueos energéticos que cada vez nos hacen sentir peor; y, estos bloqueos, reducen la efectividad de nuestros órganos vitales. La rabia ataca al hígado, la tristeza al pulmón, la preocupación excesiva debilita al bazo, el miedo al riñón y la culpa a la energía del corazón. Analiza que tipo de emoción predomina en tu interior y sabrás con bastante exactitud qué órgano está más afectado.

La dieta con abundantes alimentos como la leche y sus derivados, dulces, bollería industrial, etc. favorece la creación de humedad y flema, dificultando la circulación del Qi y generando esa sensación de embotamiento mental del que antes hablábamos. Si una persona trabaja más de la cuenta y con estrés, esto debilitará la energía del riñón, produciendo cansancio. En definitiva, la Medicina Tradicional China puede ayudarnos a afrontar mejor la depresión al intentar regular el sistema energético de nuestro cuerpo y mejorar el funcionamiento de nuestros órganos, siempre y cuando, la persona realice también un proceso de introspección a través de un psicólogo o un buen equipo médico. Recordar también, que si te estás medicando no se puede abandonar la medicación sin el consentimiento de vuestro doctor, no se pueden “saltar etapas” para ir más rápido. La cura de la depresión empieza por cambiar nuestra forma de ver la vida, de pensar, de afrontarla con una nueva mirada, y el resto de cosas que hagas tienen que contribuir a ayudarte a ello.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

Los cambios de estación

Los antiguos chinos creían que las estaciones del año tenían un efecto cíclico y profundo en el desarrollo y el bienestar del ser humano. Por esa razón, solían nutrir el Yang en primavera y en verano, y el Yin en otoño e invierno. Desgraciadamente la mayoría de las personas han ido abandonando esa sensibilidad hacia el medio que nos rodea, rompiendo la regla que une nuestro interior con el medio exterior. Hagamos un repaso de la importancia de este hecho:

  • La primavera es la estación del florecimiento y la expansión; rige el crecimiento, el desarrollo, los impulsos, los deseos, las ambiciones y, sobre todo, la creatividad. Tiene una relación directa con el hígado y la vesícula biliar, con el color verde y el sabor ácido. La energía del hígado debe fluir libremente en todas direcciones. Comidas copiosas, la grasa, el alcohol, al igual que la ira o cualquier tipo de emoción reprimida provocará su estancamiento. Como prevalece el ascenso de Yang, síntomas como la sequedad ocular o el dolor de cabeza suelen ser bastante comunes, aunque también lo son los calambres, el dolor abdominal (como en el caso de la dismenorrea), fragilidad de las uñas, irritabilidad, impaciencia, etc. Muchas horas frente a la pantalla del ordenador o de los teléfonos móviles, por ejemplo, agotan la energía del hígado, siendo necesario cuidar nuestra vista a través de masajes o baños con Eufrasia todos los días. Las plantas que suelen usarse más en esta estación son el diente de león, el boldo, la angélica, al cardo mariano o el romero…

Lee el artículo completo en: http://www.xavierturell.com/articulos/cambios_de_estacion.html

El aceite de oliva

Los beneficios del aceite de oliva son muchos. Es uno de los elementos más característicos de la dieta mediterránea (dieta que vamos abandonando con el tiempo), y que ha demostrado ser una de las mejores dietas para mantenernos en un buen estado de salud. ¿Qué beneficios nos aporta el llamado oro líquido? Vamos a verlas:

  • Previene las enfermedades cardiovasculares: el aceite de oliva ayuda a que no se endurezcan las arterias y promueve la buena circulación.
  • Reduce el colesterol malo: tomado con regularidad y moderación, aumenta el índice de HDL (colesterol bueno) y reduce el del LDL (colesterol malo). También disminuye la presión arterial. Recordad, que la toma de infusiones de hojas de olivo es excelente para los hipertensos…
  • Favorece el envejecimiento: Debido a sus antioxidantes y a varios compuestos como los fenoles (vitamina E, por ejemplo) o los flavonoides, ayudan a frenar la oxidación del organismo aumentando la longevidad.
  • Combate la osteoporosis: el aceite de oliva protege los huesos y los conserva, ya que los hace más gruesos.

Visita mi página web: www.xavierturell.com