La depresión

El síndrome depresivo se caracteriza por cambios en el estado de ánimo, sintiendo más tristeza. Puede haber cambios de comportamiento como en la forma de pensar, cierto desespero, embotamiento mental, pérdida de la autoestima, falta de apetito, de concentración… La Medicina Tradicional China puede ayudarnos en gran medida a solventar este desorden. Según ésta, un desajuste en cualquier de nuestros órganos vitales podría influir para que sufriéramos de depresión.

  • Si el corazón o los pulmones están afectados podríamos sufrir de estancamiento de Qi, que se manifestaría en opresión al pecho, palpitaciones, dolor, falta de apetito y pies fríos. Si tenemos un exceso de humedad, la depresión se acompaña de ansiedad, insomnio, sueños excesivos, náuseas y mucosidad. Y si hay una deficiencia Yang de corazón, nos sentiremos cansados, apáticos, tendremos palpitaciones, frío, y nos asustaremos con facilidad.
  • Si el riñón tiene una deficiencia Yin de riñón, con palpitaciones, ansiedad, inquietud, insomnio, acúfenos, sudor nocturno…
  • Y, si el hígado está afectado, podemos encontrarnos con un estancamiento de Qi que nos provoque depresión, preocupación con frustración, dolor, vientre hinchado, contracturas y reglas irregulares. El Ascenso de Yang de hígado, nos provocará además boca seca, tensión, cefalea y estreñimiento.

Los síntomas referidos anteriormente son aproximados y pueden variar, incluso mezclarse entre ellos, pero nos da una aproximación al diagnóstico. La fitoterapia china dispone de varias fórmulas contra la depresión, entre las que destacan plantas como la Xiang Yuan (capaz de eliminar el estancamiento y las flemas), la Fo Shou (que armoniza la energía del estómago y del bazo), la He Huan hua (calma la menta), o la Yuan Zhi (que abre los orificios mentales) y la Mei Gui Hua (que mejora el estado de ánimo). Aún así, en España, hierbas como la valeriana o la pasiflora también pueden ayudarnos de una forma más general.

La causa de la depresión se encuentra posiblemente en cómo gestionamos nuestras propias emociones. Si no lo hacemos como es debido, éstas producen bloqueos energéticos que cada vez nos hacen sentir peor; y, estos bloqueos, reducen la efectividad de nuestros órganos vitales. La rabia ataca al hígado, la tristeza al pulmón, la preocupación excesiva debilita al bazo, el miedo al riñón y la culpa a la energía del corazón. Analiza que tipo de emoción predomina en tu interior y sabrás con bastante exactitud qué órgano está más afectado.

La dieta con abundantes alimentos como la leche y sus derivados, dulces, bollería industrial, etc. favorece la creación de humedad y flema, dificultando la circulación del Qi y generando esa sensación de embotamiento mental del que antes hablábamos. Si una persona trabaja más de la cuenta y con estrés, esto debilitará la energía del riñón, produciendo cansancio. En definitiva, la Medicina Tradicional China puede ayudarnos a afrontar mejor la depresión al intentar regular el sistema energético de nuestro cuerpo y mejorar el funcionamiento de nuestros órganos, siempre y cuando, la persona realice también un proceso de introspección a través de un psicólogo o un buen equipo médico. Recordar también, que si te estás medicando no se puede abandonar la medicación sin el consentimiento de vuestro doctor, no se pueden “saltar etapas” para ir más rápido. La cura de la depresión empieza por cambiar nuestra forma de ver la vida, de pensar, de afrontarla con una nueva mirada, y el resto de cosas que hagas tienen que contribuir a ayudarte a ello.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s