Las caries

La cavidad bucal se encuentra llena de gérmenes, muchos de los cuales se incrustan entre las piezas dentarias y en los diferentes relieves de la corona de las piezas premolares y molares. Cuando estos gérmenes encuentran restos de alimentos y, en especial azúcares o hidratos de carbono, empiezan a crecer y a reproducirse, al mismo tiempo que elaboran sustáncias ácidas que van perforando lentamente las piezas dentales.

Desgraciadamente, la mayoría de los dentistas no abordan las verdaderas causas de los trastornos como las caries o las anomalías de las dentaduras.  Básicamente se centran en paliar los problemas a través implantes o distintas soluciones mecánicas que, aunque solucionan bastante bien nuestras molestias, no erradican de una vez por todas su origen. Lo primero que debemos entender definitivamente es que TODAS LAS ENFERMEDADES DE LA DENTADURA TIENEN SU ORIGEN EN LA ALIMENTACIÓN. Pero, ¿qué debemos hacer entonces?

  • Mantener una alimentación  a base de alimentos integrales y ricos en sustancias vitales.
  • Hay que evitar (y mira que lo hemos dicho veces…) todo tipo de harina industrial, azúcares industriales, etc.
  • El pan blanco debe ser sustuituido por pan integral, y lo mismo ocurre con la pasta.
  • Sustituir el azúcar por miel no nos ayuda, ya que ésta contiene grandes cantidades de azúcar.
  • Es importante incluir en nuestra dieta alimentos frescos y crudos; con ello no digo que tengamos que comer sólo comida cruda, sino incorporar un poco en cada comida.
  • Los aceites refinados y la margarina debería ser substituida por la mantequilla.
  • Hay que evitar los lácteos, sobre todo la leche pasteurizada. Deberíamos reemplazar la leche por licuados vegetales.
  • Es importante mantener un buen cepillado bucal de spués de cada comida, y cambiar los cepillos cada tres meses aproximadamente.
  • Podemos cepillar también la lengua, pero cuidado, ¡el cepillado abusivo podría dañar las papilas gustativas!
  • Si tomamos yogur debemos labarnos los dientes, que su ácido facilita la alteración del esmalte y la aparición de nuevas caries.

Cuando vamos a ver al dentista, éste nos debería informar de las causas de los daños en nuestra dentadura. Intentar solucionar los problemas poniendo parches no muestra una devoción ni una profesionalidad que (y más en el caso de los dentistas) pagamos de sobra. No se trata de que nos den grandes tesis sobre la alimentación, pero sí que nos expliquen qué sustancias pueden afectarnos y cómo podemos paliar sus consecuencias. Sólo con comes menos azúcar, comer más pan integral y ensaladas ya favorecemos el bienestar de nuestros dientes y de nuestra salud.


Xavier Turell Nebot   – MASAJISTA /ACUPUNTOR –  www.xavierturell.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s