Regalos para el invierno

En esta de frío, cuidarse bien con buenos alimentos es algo que merece la pena. Entre todos, las frutas desecadas nos aportan gran cantidad de nutrientes, hagamos un repaso de las más importantes:

  • El melocotón proporciona el 74% de las necesidades diarias de vitamina A, esencial para el sistema inmunitario y la salud de nuestros ojos. Aunque el mejor momento para consumir esta fruta es en octubre, desecadas se pueden consumir durante todo el año.
  • Los dátiles aportan gran cantidad de energía (unos cinco dátiles levan aproximadamente unas 135 calorías), además de potasio, magnesio, algunos otros minerales y oligoelementos como el cobre y el magnesio.
  • Las pasas de Corinto son ricas en azúcares y en hierro, magnesio y vitamina B6. Resultan muy energetizantes y, como carecen de semillas, son muy fáciles de consumir.
  • Los higos aportan una gran cantidad de calcio y de magnesio, favoreciendo el buen estado del sistema musculo-esquelético. Aquí debemos tener en cuenta observar que los higos desecados no hayan sido enharinados ni rociados con sulfitos, para poder obtener sus mejores beneficios.
  • Las ciruelas son ricas en fibras y ácidos clorogénico y neoclorogénico.

Recordad que tanto las ciruelas como las uvas son alimentos antioxidantes. También la sopa de miso, la caldos de verdura o los purés, pueden ser una buena elección para estas épocas de frío.Al igual que otro tipo de alimentos:

  • El tomate es una excelente fuente de fibra
  • El brócoli es rico en vitamina C, antioxidante y bajo en calorías.
  • Las infusiones con miel y limón son excelentes para esta época del año.

Recordad: todo suma. El uso de los alimentos con sentido común hará que nuestra salud mejore y que nuestro cuerpo y nuestra mente nos lo agradezca.

Xavierturell  | Visita mi página web pulsando aquí.

Viento-Frío

En Medicina Tradicional China, existen seis factores externos que pueden afectar a nuestra salud. Uno de ellos, es el Viento, que al combinarse con el Frío puede producir muchos síntomas desagradables. El viento suele atacar al organismo desde el exterior debido a una deficiencia de Qi defensivo, haciendo que pierda su capacidad de defensa sobre los patógenos externos. La apertura de los poros de la piel provoca sudoración, el ataque directo al pulmón, haciendo que pierda su capacidad de descender el Qi, hace que la persona tenga goteo nasal. El viento provocará también dolor articular, vértigos, mareos, rigidez de la nuca, convulsiones, etc. Por ello, estos días que hace Viento-Frío es importante abrigarse bien, pero no en exceso, pues, si sudamos un poco, el Viento podría penetrar en nuestro cuerpo con mayor facilidad.

  • El Viento ataca inicialmente a los meridianos más superficiales: Intestino Delgado y Vejiga, obstruyendo la circulación del Wei Qi dentro de ellos. De ahí que haya rigidez cervical.
  • El Viento ataca con más facilidad a la parte superior del cuerpo, por eso suele alojarse en la garganta, provocando sensación de picor.
  • Si el viento se combina con Frío extremo, la persona dejará de sudar, ya que el Frío contrae los poros. Si el Frío no es dominante, surgirá el sudor.

¿Cuáles son los síntomas más comunes del Viento-Frío? Aversión al Frío, goteo nasal, tos, estornudos, dolor occipital, mucosidad blanca, fiebre, rigidez, ausencia de sudor y de sed. También encontramos en pulso Flotante y Tenso, y una lengua con saburra blanca y fina.

Muchos de los resfriados suelen mejorar si nos quedamos en casa y sudamos, pero cuando el Viento ha penetrado en profundidad, esto no es suficiente. La acupuntura, da muy buenos resultados para eliminar el Viento, igual que el uso de ventosas en ciertos puntos de la espalda. Una vez liberamos el Viento, deberemos calentar el cuerpo con la fitoterapia china o plantas tradicionales. Si tenéis algo de gripe, tos, bronquitis o asma, las infusiones con anís estrellado suelen ser excelentes. Pero recordad que no debéis usar demasiado, pues contiene anetol, que podría ocasionar síntomas como espasmos musculares o confusión mental. Pero es como todo, su uso en su justa medida, nos ayudará y mucho a superar nuestros males.

Recordad, estos días de invierno abrigaros bien, pero tampoco tengáis tanto miedo del frío. Si mantenéis una buena alimentación, hacéis deporte, y mantenéis vuestras defensas activas, no tenéis porqué quedaros a casa sin hacer nada. Nuestros abuelos sufrían temperaturas muy inferiores y no tenían las ventajas que tenemos hoy en día la mayoría de nosotros. ¡Feliz semana!

Xavierturell  | Visita mi página web pulsando aquí.

Inconvenientes del invierno

El invierno es una de las épocas que más afecciones nos puede ocasionar sino tenemos un cierto cuidado de nuestra salud. Repasemos un poco cuáles son los más comunes y como podemos protegernos de ellos:

  • Todavía no se sabe cuál es la razón de ello, pero en otoño e invierno es cuando los resfriados y la gripe despiertan con mayor fuerza. En estas épocas deberemos fortalecer nuestro sistema inmunitario con infusiones, una buena dieta y el deporte. Así mismo, deberemos lavarnos las manos más a menudo.
  • Las personas mayores son las que suelen sufrir más las bajas temperaturas, tendrán que abrigarse, evitar mojarse con la lluvia y no tomar alcohol; así mismo, tampoco es recomendable poner la calefacción a temperaturas muy elevadas.
  • Hay que tener en cuenta que los infartos, y otros problemas cardiovasculares son más frecuentes en invierno que durante el resto del año. Hay que tener especial cuidado y controlar la tensión arterial y los niveles de colesterol. También hay que intentar permanecer tranquilo y descansar las horas necesarias, ya que en las noches largas también se producen más cambios hormonales.
  • Es importante que nos toque el sol. La deficiencia de vitamina D afectará la salud de nuestros huesos y, encerrarnos en las casas por culpa del frío, no nos ayudará en absoluto en la obtención de dicha vitamina.
  • Hay que tener cuidado con la llamada depresión estacional. Debemos aceptar la vida tal cómo es, y encontrar las cosas buenas en todas las facetas que ésta nos va mostrando por el camino.

Como decía, debemos aceptar las cosas tal y como van viniendo. Si preguntáramos a nuestros abuelos cuánto frío pasaban ellos de jóvenes, seguro que nos dirían que mucho más que ahora. Y es que todo en la vida cambia, y aprender a vivir con los cambios forma parte de nuestra querida humanidad.

©Xavierturell  | Visita mi página web pulsando aquí.

Pequeños trucos para el invierno

Para paliar el frío que estos días azora nuestras ciudades, cualquier excusa es buena. Ponerse una botella de agua caliente en la cama antes de irse a dormir, o tomar infusiones bien calentitas, suelen ser remedios que nos ayudarán a superar esta época tan difícil. Pero hay más, y son remedios que todos deberíamos tener en cuenta.

  • Si el frío ha interiorizado en nuestro cuerpo, no hay nada mejor como un baño de pies a 37 grados con mostaza en polvo (harina de mostaza negra). Hay que sumergir los pies y, a ser preferible, que el agua supere un poco los tobillos. Diez minutos serán suficientes para notar suus efectos.
  • Para mantener los pies calientes, es recomendable usar calcetines gruesos y de lana. En Medicina Tradicional China, se suele repetir muchas veces que los pies deben estar siempre calientes y la cabeza fría.
  • Existen alimentos que tienen la virtud de calentar el cuerpo internamente. Las sopas vegetales bien calientes son una auténtica delicia en estos tiempos, además de que reconfortan y favorecen la digestión. Lo mismo sucede con la sopa de miso, no tan conocida, pero excelente para reconstruir nuestra flora intestinal. Los frutos secos son una buena opción. Y también lo es la toma de arroz integral, lentejas y semillas de girasol combinados en proporciones iguales. Para que esto último haga efecto, deberemos hervirlo junto durante unos 45 minutos aproximadamente.
  • Las infusiones bien calientes son una bendición, como ya decíamos antes. Os aconsejo que le pongáis raíz de jengibre ya que, al ser picante, estimula la circulación de la sangre y el Qi.
  • Especias como el ajo, el rábano rústicano, el wasabi o ciertas pimientas nos ayudarán a entrar en calor. Pero es importante señalar aquí que no es muy combeniente abusar de ellas en esta época del año. El picante también nos ayuda a abrir los poros de la piel, a sudar (por eso en algunos paises muy calurosos lo tomán tan tranquilamente, porque al sudar se refrescan), en cambio, aquí, si sudamos y nos pillan una corriente de aire frío… ¡Tendremos un bonito e incómodo resfriado!

Ya tenéis una serie de consejos para no pasar tanto frío este invierno. Abrigaros, no en exceso, mantened una buena alimentación y haced algo de deporte todos los días.

©Xavierturell  | Visita mi página web pulsando aquí.

 

El insomnio

Sólo un 15% de los Españoles duermen ocho horas al día. Además, muchos sufren insomnio debido al estrés o a su forma de vida. El hecho de no practicar ningún tipo de deporte y mantener una mala alimentación contribuye en gran medida a aumentar este problema, por desgracia, tan generalizado. Tenemos que aprender a gestionar nuestras emociones, realizar algo de deporte todos los días y mantener un buen nivel de alimentación. ¿Cómo? durante el día podemos comer alimentos con grandes nutrientes, eliminando los azúcares y los productos refinados, y acostumbrarse a tomar algo muy ligero en las cenas.

Alimentos como el plátano, rico en hidratos de carbono, fibra, potasio, magnesio y una buena fuente de triptófano (precursor de la serotonina u “hormona de la felicidad”) contribuirá a ayudarnos. Igual que las almendras, que contienen melatonina; los dátiles, ricos en aminoácidos, minerales y vitaminas del grupo B, necesarias para la relajación; o los cereales integrales, también con gran aporte de vitamina B.

Para poder dormir mejor os puede ayudar el tomar una infusión de melisa unas horas antes de acostaros. También es imprescindible no usar el ordenador ni el teléfono móvil unas horas antes de ir a dormir, pues la luz que desprende estimula demasiado nuestro cerebro. Y, si todo esto no os da resultado, antes de ir a ver a vuestro médico, probad de cambiar la orientación de vuestra cama o de habitación donde dormís porque, aunque parezca una tontería, a más de uno le ha dado muy buenos resultados.

Recordad: Los masajes terapéuticos destinados a la relajación muscular y a eliminar contracturas facilitarán que os sintáis mucho más relajados y contribuirán a ayudaros a descansar mejor. Así como la acupuntura, la fitoterapia y distintas técnicas naturales. En mi consulta, siempre que no exista un problema psicológico muy profundo en el paciente, se suelen obtener muy buenos resultados.

©Xavierturell  | Visita mi página web pulsando aquí.