Las caries

La cavidad bucal se encuentra llena de gérmenes, muchos de los cuales se incrustan entre las piezas dentarias y en los diferentes relieves de la corona de las piezas premolares y molares. Cuando estos gérmenes encuentran restos de alimentos y, en especial azúcares o hidratos de carbono, empiezan a crecer y a reproducirse, al mismo tiempo que elaboran sustáncias ácidas que van perforando lentamente las piezas dentales.

Desgraciadamente, la mayoría de los dentistas no abordan las verdaderas causas de los trastornos como las caries o las anomalías de las dentaduras.  Básicamente se centran en paliar los problemas a través implantes o distintas soluciones mecánicas que, aunque solucionan bastante bien nuestras molestias, no erradican de una vez por todas su origen. Lo primero que debemos entender definitivamente es que TODAS LAS ENFERMEDADES DE LA DENTADURA TIENEN SU ORIGEN EN LA ALIMENTACIÓN. Pero, ¿qué debemos hacer entonces?

  • Mantener una alimentación  a base de alimentos integrales y ricos en sustancias vitales.
  • Hay que evitar (y mira que lo hemos dicho veces…) todo tipo de harina industrial, azúcares industriales, etc.
  • El pan blanco debe ser sustuituido por pan integral, y lo mismo ocurre con la pasta.
  • Sustituir el azúcar por miel no nos ayuda, ya que ésta contiene grandes cantidades de azúcar.
  • Es importante incluir en nuestra dieta alimentos frescos y crudos; con ello no digo que tengamos que comer sólo comida cruda, sino incorporar un poco en cada comida.
  • Los aceites refinados y la margarina debería ser substituida por la mantequilla.
  • Hay que evitar los lácteos, sobre todo la leche pasteurizada. Deberíamos reemplazar la leche por licuados vegetales.
  • Es importante mantener un buen cepillado bucal de spués de cada comida, y cambiar los cepillos cada tres meses aproximadamente.
  • Podemos cepillar también la lengua, pero cuidado, ¡el cepillado abusivo podría dañar las papilas gustativas!
  • Si tomamos yogur debemos labarnos los dientes, que su ácido facilita la alteración del esmalte y la aparición de nuevas caries.

Cuando vamos a ver al dentista, éste nos debería informar de las causas de los daños en nuestra dentadura. Intentar solucionar los problemas poniendo parches no muestra una devoción ni una profesionalidad que (y más en el caso de los dentistas) pagamos de sobra. No se trata de que nos den grandes tesis sobre la alimentación, pero sí que nos expliquen qué sustancias pueden afectarnos y cómo podemos paliar sus consecuencias. Sólo con comes menos azúcar, comer más pan integral y ensaladas ya favorecemos el bienestar de nuestros dientes y de nuestra salud.


Xavier Turell Nebot   – MASAJISTA /ACUPUNTOR –  www.xavierturell.com

La depresión

El síndrome depresivo se caracteriza por cambios en el estado de ánimo, sintiendo más tristeza. Puede haber cambios de comportamiento como en la forma de pensar, cierto desespero, embotamiento mental, pérdida de la autoestima, falta de apetito, de concentración… La Medicina Tradicional China puede ayudarnos en gran medida a solventar este desorden. Según ésta, un desajuste en cualquier de nuestros órganos vitales podría influir para que sufriéramos de depresión.

  • Si el corazón o los pulmones están afectados podríamos sufrir de estancamiento de Qi, que se manifestaría en opresión al pecho, palpitaciones, dolor, falta de apetito y pies fríos. Si tenemos un exceso de humedad, la depresión se acompaña de ansiedad, insomnio, sueños excesivos, náuseas y mucosidad. Y si hay una deficiencia Yang de corazón, nos sentiremos cansados, apáticos, tendremos palpitaciones, frío, y nos asustaremos con facilidad.
  • Si el riñón tiene una deficiencia Yin de riñón, con palpitaciones, ansiedad, inquietud, insomnio, acúfenos, sudor nocturno…
  • Y, si el hígado está afectado, podemos encontrarnos con un estancamiento de Qi que nos provoque depresión, preocupación con frustración, dolor, vientre hinchado, contracturas y reglas irregulares. El Ascenso de Yang de hígado, nos provocará además boca seca, tensión, cefalea y estreñimiento.

Los síntomas referidos anteriormente son aproximados y pueden variar, incluso mezclarse entre ellos, pero nos da una aproximación al diagnóstico. La fitoterapia china dispone de varias fórmulas contra la depresión, entre las que destacan plantas como la Xiang Yuan (capaz de eliminar el estancamiento y las flemas), la Fo Shou (que armoniza la energía del estómago y del bazo), la He Huan hua (calma la menta), o la Yuan Zhi (que abre los orificios mentales) y la Mei Gui Hua (que mejora el estado de ánimo). Aún así, en España, hierbas como la valeriana o la pasiflora también pueden ayudarnos de una forma más general.

La causa de la depresión se encuentra posiblemente en cómo gestionamos nuestras propias emociones. Si no lo hacemos como es debido, éstas producen bloqueos energéticos que cada vez nos hacen sentir peor; y, estos bloqueos, reducen la efectividad de nuestros órganos vitales. La rabia ataca al hígado, la tristeza al pulmón, la preocupación excesiva debilita al bazo, el miedo al riñón y la culpa a la energía del corazón. Analiza que tipo de emoción predomina en tu interior y sabrás con bastante exactitud qué órgano está más afectado.

La dieta con abundantes alimentos como la leche y sus derivados, dulces, bollería industrial, etc. favorece la creación de humedad y flema, dificultando la circulación del Qi y generando esa sensación de embotamiento mental del que antes hablábamos. Si una persona trabaja más de la cuenta y con estrés, esto debilitará la energía del riñón, produciendo cansancio. En definitiva, la Medicina Tradicional China puede ayudarnos a afrontar mejor la depresión al intentar regular el sistema energético de nuestro cuerpo y mejorar el funcionamiento de nuestros órganos, siempre y cuando, la persona realice también un proceso de introspección a través de un psicólogo o un buen equipo médico. Recordar también, que si te estás medicando no se puede abandonar la medicación sin el consentimiento de vuestro doctor, no se pueden “saltar etapas” para ir más rápido. La cura de la depresión empieza por cambiar nuestra forma de ver la vida, de pensar, de afrontarla con una nueva mirada, y el resto de cosas que hagas tienen que contribuir a ayudarte a ello.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

Los cambios de estación

Los antiguos chinos creían que las estaciones del año tenían un efecto cíclico y profundo en el desarrollo y el bienestar del ser humano. Por esa razón, solían nutrir el Yang en primavera y en verano, y el Yin en otoño e invierno. Desgraciadamente la mayoría de las personas han ido abandonando esa sensibilidad hacia el medio que nos rodea, rompiendo la regla que une nuestro interior con el medio exterior. Hagamos un repaso de la importancia de este hecho:

  • La primavera es la estación del florecimiento y la expansión; rige el crecimiento, el desarrollo, los impulsos, los deseos, las ambiciones y, sobre todo, la creatividad. Tiene una relación directa con el hígado y la vesícula biliar, con el color verde y el sabor ácido. La energía del hígado debe fluir libremente en todas direcciones. Comidas copiosas, la grasa, el alcohol, al igual que la ira o cualquier tipo de emoción reprimida provocará su estancamiento. Como prevalece el ascenso de Yang, síntomas como la sequedad ocular o el dolor de cabeza suelen ser bastante comunes, aunque también lo son los calambres, el dolor abdominal (como en el caso de la dismenorrea), fragilidad de las uñas, irritabilidad, impaciencia, etc. Muchas horas frente a la pantalla del ordenador o de los teléfonos móviles, por ejemplo, agotan la energía del hígado, siendo necesario cuidar nuestra vista a través de masajes o baños con Eufrasia todos los días. Las plantas que suelen usarse más en esta estación son el diente de león, el boldo, la angélica, al cardo mariano o el romero…

Lee el artículo completo en: http://www.xavierturell.com/articulos/cambios_de_estacion.html

El aceite de oliva

Los beneficios del aceite de oliva son muchos. Es uno de los elementos más característicos de la dieta mediterránea (dieta que vamos abandonando con el tiempo), y que ha demostrado ser una de las mejores dietas para mantenernos en un buen estado de salud. ¿Qué beneficios nos aporta el llamado oro líquido? Vamos a verlas:

  • Previene las enfermedades cardiovasculares: el aceite de oliva ayuda a que no se endurezcan las arterias y promueve la buena circulación.
  • Reduce el colesterol malo: tomado con regularidad y moderación, aumenta el índice de HDL (colesterol bueno) y reduce el del LDL (colesterol malo). También disminuye la presión arterial. Recordad, que la toma de infusiones de hojas de olivo es excelente para los hipertensos…
  • Favorece el envejecimiento: Debido a sus antioxidantes y a varios compuestos como los fenoles (vitamina E, por ejemplo) o los flavonoides, ayudan a frenar la oxidación del organismo aumentando la longevidad.
  • Combate la osteoporosis: el aceite de oliva protege los huesos y los conserva, ya que los hace más gruesos.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

Los antioxidantes

Cada día se renuevan unos 300.000 millones de células que contribuirán a que nuestra salud se encuentre en perfectas condiciones. De todos los nutrientes que necesitamos: vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono o grasas, el oxígeno se convierte en uno de los más importantes, ya que sin él, la vida no sería posible. Cuando hay un buen aporte de oxígeno en sangre, nuestro organismo tienen un mejor sistema inmunitario que combate más eficazmente las bacterias, los virus, los parásitos… Pero si hay una falta de oxígeno, las células recurren a su protoplasma o fermentan sus propios azúcares alterando su propio metabolismo. Se debilitan y crean toxinas que invaden la sangre. La contaminación ambiental, el tabaco, el alcohol, una dieta rica en grasas trans, los lácteos, las carnes y todo tipo de producto refinado, también afectan negativamente a nuestro metabolismo.

En los pulmones, el oxígeno se rompe y pierde un electrón, convirtiéndose en lo que llamamos un “radical libre“. El radical libre necesita entonces robar un nuevo electrón y es capaz por ello de atacar mitocondrias o material genético. Por eso tomamos antioxidantes, porque es una forma de darles de comer (dándole ese electrón que les falta), sin que tengan que perjudicar al cuerpo. Pero ojo, los últimos estudios demuestran que quizá los radicales libres no sean tan malo como siempre nos han dicho. Por ejemplo, los radicales libres mejoran el fortalecimiento celular haciendo que cada célula viva más tiempo, mejorando sus defensas y retrasando la apoptosis. Hay que tener en cuenta que, aunque la mayoría de los radicales libres son captados por la hemoglobina, el resto también puede atacar virus, parásitos u hongos. Así que la toma de antioxidantes de forma exagerada, podría sernos incluso perjudicial.

Los antioxidantes se encuentran en alimentos con alto contenido en: vitamina C, vitamina E, Omega 3, fitoesteroles, carotenoides o polifenoles. Así, es aconsejable incluir en nuestra dieta el tomate, el ajo, el chocolate amargo, las zanahorias, el té verde, los frutos secos o las uvas.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

La gastroenteritis

La gastroenteritis consiste en una inflamación de las mucosas del estómago y del intestino delgado. La causa más común es debida a una intoxicación con alimentos que contienen toxinas bacterianas, pero también puede producirse por una infección de bacterias, virus o parásitos. Los síntomas iniciales son náuseas y vómitos, seguidos de diarrea con heces blandas o líquidas, que a veces pueden contener pus o sangre. También podemos sufrir dolor abdominal, pérdida del apetito o debilidad general; incluso podemos tener fiebre.

Para prevenirla, es importante lavarnos las manos al manipular la comida, refrigerar los alimentos frescos, evitar aquellos que estén caducados.

Los síntomas suelen desaparecer al segundo día de su aparición, desapareciendo al completo en el tercer o cuarto día. Para tratarla, suele ser necesario el reposo en la cama y la suspensión de alimentos durante las próximas 24 horas, administrando solamente líquidos. en caso de ser una infección, el médico suele recomendar los antiespasmódicos y los antibióticos. Aún así, debemos saber que ciertas plantas pueden ayudarnos mucho a solucionar dicho problema.

  • RABO DE GATO: Es antibacteriana y alivia la enterocolitis, gastritis y los espasmos gastrointestinales.
  • MENTA: Es antiséptica y digestiva, mejora la gastroenteritis con vómitos.
  • MANZANILLA: Baja la inflamación, alivia los espasmos gastrointestinales y evita los gases.
  • LA SALICARIA: Es ideal para detener la diarrea por su efecto astringente y para los cólicos o las infecciones gastrointestinales. Es utilizada con frecuencia para tratar las diarreas infantiles, donde hay un evidente peligro de deshidratación.

La gastroenteritis aguda suele ocurrir con frecuencia en verano y otoño. La Medicina Tradicional China, trata este desorden como “dolor abdominal” o “diarrea”. Considera así, que hay una obstrucción de la circulación del Qi a causa del no ascenso de la energía clara y el no descenso de la energía turbia dentro del estómago y los intestinos. La acupuntura suele darnos buenos resultados en el tratamiento de la gastroenteritis aguda, ayudando a equilibrar las energías y recuperando el correcto descenso y ascenso del Qi.

Consulta mi página web en: www.xavierturell.com

Confianza en nosotros mismos

La confianza ofrece cierta tranquilidad en uno mismo, seguridad al ir afrontando los problemas que la vida nos va ofreciendo, y  permite que nuestra mente se relaje y se centre. Pero la confianza es algo que debe ganarse con el tiempo y que va vinculado a la experiencia. Como se suele decir: “aprendemos siempre de nuestros errores”, y es así cómo vamos adquiriendo poco a poco esta fe en nosotros mismos. Por desgracia, en el mundo en que vivimos suelo ver cada vez más gente con falta y con exceso de confianza, algo que no nos beneficia en absoluto.

Si perdemos la confianza en nosotros mismos nos sentiremos inseguros, dudaremos a cada instante y, cada vez que alguien nos lleve la contraria, nuestros principios y valores se tambalearán con más facilidad. Incluso podemos llegar a sentirnos culpables de lo que sucede, generando así un pez que se muerde la cola continuamente. Esto nos agotará, sin duda, y los síntomas pueden complicarse en depresión, gente que se cierra en sí misma, etc. Por el contrario, el exceso de confianza nos hará tomar decisión con más facilidad, tomar mayores riesgos y tener más posibilidades de equivocarse. Hará que no escuchemos demasiado a las personas que nos rodean pues, si tenemos razón, ¿por qué tenemos que escucharles? Y este tipo de acciones provocará el rechazo de algunas personas, creando conflictos internos que son muy evidentes en muchas familias o en épocas de Navidades…

¿Qué debemos hacer? Vivimos en un mundo donde el Yin y el Yang conviven mutuamente. Uno no es mejor que el otro. No es más hermoso el sol por el calor que da, ni la luna por su serenidad, sino que ambos son necesarios para poder tener un rato de actividad y otro de calma. Tenerlos los dos al mismo tiempo es sencillamente, imposible. En la vida sucede lo mismo, mucho azúcar nos convierte en diabéticos, pero poco azúcar nos quita energía y nos debilita. ¿Qué hacer? Mantener un equilibrio entre las dos partes; y eso es exactamente lo que debemos hacer. Ser honesto con uno mismo, escuchar a los demás, valorar las críticas con respeto y tomando puntos de vista distintos, ser capaz de estudiar tus defectos y valiente al cambiarlos… Si tu problema es la inseguridad, debes empezar a afrontarla despacio, realizando pequeñas cosas que te hacen sentir incómodo pero que crees que podrás superar. Atrévete a hablar de cosas que nunca hablas con regularidad, con gente que no sueles hacerlo, ya que al dar estos pequeños pasos lograrás avanzar. Por último, la queja, el culpar a los demás, a la sociedad, los políticos, etc. no tiene cabida en este artículo. Estoy hablando de ti, de tu exceso o falta de confianza, los demás, bastante tienen con lo suyo…

Consulta privada: www.xavierturell.com

Manos y pies fríos

Algunas personas tienden a sentir frío en las manos y en los pies, tanto si es verano como invierno. Podríamos achacar estos síntomas a una debilidad física o a una falta de circulación en los capilares, pero normalmente se debe también a una mala regulación de la temperatura del propio cuerpo. Los que sufren este tipo de síndrome en verano transpiran tanto que siempre tienen los pies y las manos húmedas y frías; en cambio, en invierno, el cuerpo intenta conservar la energía y el calor constriñendo las pequeñas arterias y reduciendo el flujo de sangre hacia las parte periféricas del cuerpo.

En China, se aconseja a las personas que tengan este tipo de problemas que aprendan a realizar ejercicios para hacer circular el Qi hacia las extremidades. Técnicas como el golpeteo, la fricción o el masaje chino (Tuina), son muy recomendables. Textos antiguos como: “Las Mil Prescripciones” (Tsien Chin Fang), ya habla de “aporrear” el cuerpo con las manos… Aún así, para lograr un efecto importante de toda la zona es necesario mejorar la fuerza física en general y realizar algún tipo de deporte, ya que un ejercicio vigoroso contribuirá a aumentar la energía interna y a hacer que ésta se desplace a la periferia con más facilidad. Los ejercicios de Qi Gong también nos pueden ayudar, y mucho, ya que movilizamos el Qi internamente. De hecho, hay varios estudios que corroboran que durante la práctica, la temperatura de las manos y de los pies aumenta. Sólo hay que preguntárselo a un profesional de la materia o comenzar a practicar, te aseguro que se puede notar desde el primer día.

También los masajes realizados por un profesional liberarán las contracturas y las zonas con más tensión, contribuyendo a mejorar la circulación. Ya sabes, si tienes las manos y los pies fríos es que alguna cosa no va bien, y es importante que no lo dejes pasar.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

Los disruptores

Los disruptores endocrinos son sustancias ajenas al cuerpo que tienen la capacidad de alterar nuestro equilibrio hormonal causando serios problemas al organismo. La mayoría de estos disruptores nos llegan a través de algunos alimentos u objetos de fabricación industrial. La evidencia científica sobre los efectos perjudiciales que hay sobre la salud de la población es indiscutible hoy en día, por ello, es importante que los gobiernos se pongan al día y empiecen a regularlos, algo que muchas industrias químicas siguen evitando.

Los disruptores son capaces a aumentar la producción de algunas hormonas, de disminuirlas e incluso de sustituirlas; es decir, de hacer que el cuerpo reconozca ciertos disruptores como hormonas concretas  e inhabilitando las verdaderas. También pueden hacer que las células sanas mueran antes de tiempo, competir con algunos nutrientes esenciales, juntarse a otras hormonas, o saturar órganos de producción de hormonas.

La relación existente entre los disruptores endocrinos y el cáncer es especialmente preocupante en niños. Se han encontrado grandes cantidades de parabenos situados en la parte alta de las mamas en la mayoría de mujeres con cáncer de mama. Desodorantes, lociones solares, champús, acondicionadores, pasta dental, gel de baño, maquillaje, cosméticos, medicamentos farmacéuticos, aditivos alimenticios… la lista es enorme y el posibilidad de evitarlos es cada vez menor.

¿Qué podemos hacer?

  • Evitar todos los alimentos que estén envueltos en plástico, sobre todo aquellos que tengan un contacto directo.
  • Utilizar productos libres en bisfenol A, los tupper o los plásticos están llenos de dicha sustancia. El film de PVC muy usado en cocina también es uno de ellos, igual que la mayoría de los productos enlatados.
  • Utilice recipientes de vidrio.
  • Utilice aspiradoras con filtros HEPA.
  • Evite los aromatizantes.

La Comisión Europea tendría que haber definido los diferentes criterios para identificar los disruptores y sus efectos nocivos en diciembre de 2013, pero no lo hizo. Sabemos que pueden influir en el desarrollo del cáncer en numerosas personas, en la infertilidad (algo que les va de perlas a las empresas de inseminación artificial), en problemas de desarrollo cerebral, malformaciones genitales, diabetes y obesidad; curiosamente, muchas de las enfermedades que la mayoría de nosotros conocemos. Se ha estimado que el coste que producen las enfermedades debidas a los disruptores podría llegar a los 157.000 millones de uros cada año, ¡sólo en la Unidad Europea! Así mismo, cada vez que los estudios científicos señalan más lo perjudiciales que son, surgen más estudios de dudosa seriedad que los contradicen, haciendo enlentecer una acción firme para proteger la salud de las personas.

Bien, ante la duda, cada uno es libre de tomar la decisión de bañarse de disruptores todos los días o de intentar hacer el esfuerzo de evitarlos. Yo os aconsejo esto último, en la medida que podáis.

Visita mi página web: www.xavierturell.com

El dolor de espalda:

Aunque nos parezca extraño, un dolor de espalda puede estar relacionado con una lesión visceral como: una úlcera de estómago, la pancreatitis aguda, un fibroma uterino, una apendicitis atípica, una perinefritis, un infarto de miocardio… Pero no nos vayamos a alarmar antes de tiempo así que, una vez el médico descarte cualquiera de estas patologías, lo más posible es que se trate de algún tipo de problema muscular o vertebral. Vamos a repasar cuáles son los más comunes:

  • En la región cervical es donde se acumula una gran cantidad de tensión que, muchas veces, llegan a provocar tortículis agudas debido al frío, a una mala posición, un golpe de viento ,etc. El dolor puede iniciarse en dicha zona e irradiarse hacia el brazo, debido a la tensión que se ejerce desde la base del cráneo hasta el vértice de la escápula; incluso puede llegar a provocar un intenso dolor de cabeza.
  • En la región torácica solemos encontrar esguinces producidos por la práctica del deporte, o por algún tipo de movimiento bruscos que contractura la musculatura. Es común encontrar pequeños esguinces intercostales que, aún siendo de menor importancia, suelen dar más molestias de lo esperado. En estos casos el masaje, la thermiterapia o las corrientes suelen ayudar mucho a mis pacientes. Las personas que permanecen muchas horas en la misma posición, y más ahora cuando hace más frío, suelen ser las más implicadas en este tipo de dolencias.
  • En el caso de la zona lumbar, nos encontramos con las famosas lumbalgias o las ciáticas, que suelen padecer la mayoría de las personas a lo largo de su vida.

Cuando alguien viene a mi consulta para hacerse un masaje en la espalda, insisto muchas veces en la necesidad de cambiar los malos hábitos; hundir el cuerpo todos los días en las profundidades del sofá durante horas, no es precisamente la mejor forma de mantener la espalda en buen estado. Lo mismo sucede cuando pasamos largas horas frente al ordenador, curvados, en tensión, frente al volante… Tener la costumbre de ir realizando estiramientos durante el día es una buena forma de cuidar no solo la espalda, sino las articulaciones. De esta forma, cuando uno tiene la costumbre de irse haciendo un masaje cada mes (aproximadamente) y empieza a tomar consciencia de que es importante cambiar los malos hábitos y hacer algo de deporte, da un paso muy importante hacia un buen estado de su salud. El esfuerzo, siempre vale la pena.

Visita mi página web: www.xavierturell.com